img
Categoría: Del día
Entrevista

Ver Post >
Veinte mil ripios

(El Norte de Castilla, 3 de octubre de 2009)
Uno de mis más queridos maestros ha llegado a advertirme, no hace mucho, de que mi inclinación por valorar la cantidad en los aspectos vitales hace buenas migas con el materialismo dialéctico. Yo creía que casaba mejor con mi apego por cierto naturalismo aunque la razón, seguramente, está de su parte.
Sin embargo, esta querencia no es sólo fruto de mi falta de fe en lo excluyente, como lo ultra terreno (que también), sino convicción de que sin cantidad no hay margen para nada más, calidad incluida; de que sin días no los habrá felices; de que sin obras no las habrá maestras, de que sin ensayos no habrá modo de acertar, al menos, una vez en la vida. La cantidad es el arma secreta de la naturaleza para conseguir lo que se proponga, ya sea poner un océano entre África y América o conseguir que una versión evolucionada de lémur, acabe pisando la Luna.
Por eso siempre aspiré, al margen de mis gustos y los gustos de los demás, a la longevidad y a la cuantía ingente. Así que lo primero que me vino a la cabeza, tras conocer el fallecimiento de ‘Ansúrez’, fue el cálculo aproximado de todos los ripios que atesora la Hemeroteca de EL NORTE desde que Francisco de Cossío dispuso y, sin duda, tan vasto arsenal sólo puede despertar una profunda admiración
.

Ver Post >
Juego de palabras

Un gracioso malentendido con la entrada de ayer (en los comentarios) me ha inspirado este juego: 7 textos y 7 autores.
Se trata de casar a cada oveja con su pareja. Las palabras son caprichosas
; no saben en qué boquita acabarán resonando.
(Es sólo un juego, el del equívoco; no hay pretensión de acusar a nadie de defender tesis o ideas semejantes a la
s de tal o cual genocida.)

Los autores son: Churchill, Hitler, Gandhi, Obama, Reagan, Bismarck, y Stalin.

Una pista facilona: la de Obama es de hoy.

1
“Los gobiernos poderosos son una garantía de paz […]. ¿No hemos visto que las crisis de la Bolsa pueden conducir a la guerra?”

2
“Tenemos que construir una especie de Estados Unidos de Europa y sólo de esta manera cientos de millones de trabajadores serán capaces de recuperar las sencillas alegrías y esperanzas que hacen que la vida merezca la pena.”

3
¿No será mejor salvar vidas que vengarlas? ¿No somos capaces de demostrar nuestras pacíficas intenciones aplicando nuestras habilidades y nuestra ingenuidad a fin de alcanzar una estabilidad duradera de verdad?”

4
“Defenderé los intereses de mi país y de mi pueblo y no voy a pedir disculpas por ello. Pero es mi firme creencia que en los tiempos que vivimos, más que nunca, los intereses de nuestros países y pueblos son comunes.”

5
“Se ha de llegar al punto de que cuando volvamos a apelar nuevamente a la nación, pasados unos cuatro años, no nos dirijamos a hombres que han dormido, sino que encontremos a un pueblo que en estos años ha despertado finalmente de su hipnosis para comprender las eternas presunciones de la vida.”

6
“Nuestra guerra por la libertad de nuestro país se mezclará con la de los pueblos de […] por su independencia, por las libertades democráticas.”

7
“Si son solamente […] quienes luchan en esta guerra, y si nuestro papel es solamente dar ayuda […], no será una posición muy feliz. Pero podemos mostrar nuestra firmeza y valor solamente cuando esta sea nuestra propia lucha. Entonces cada niño será un valiente. Lograremos nuestra libertad luchando.”

Ver Post >
Por quién doblan las campanas

Año 1475, scriptorium de un monasterio benedictino. El sol de la tarde ilumina las hojas del primer ejemplar impreso en tipos móviles que ha llegado a manos de dos de los amanuenses. Uno de ellos observa con asombro la perfecta alineación del texto, el ajuste de la caja, la igualdad del cuerpo de letra, mientras su compañero lo mira con desdén.
?¿Para qué habrán de servir tantas copias de un mismo libro? ?pregunta con la esperanza de no hallar respuesta?. ¿Acaso hay tantas personas capaces de leer?
Su compañero pasa las páginas en silencio.
?Si así fuera, bien vendría este invento que no imagino yo entre hombres de letras, como nosotros.
Su compañero continúa atento al ejemplar de la biblia impreso por Gutenberg y que acaba de llegar en una abultada valija desde Alemania.
?Se lee con cierta dificultad, pero habrá que acostumbrarse ?musita.
?No, hermano. Donde esté un ejemplar manuscrito
y miniado como Dios manda, esta vulgaridad no tengrá cabida.

Año 2009, A Coruña. Salman Rushdie acaba de vaticinar la muerte de la novela a manos Internet. A estas alturas es como si hubiese anunciado con hondo pesar el asesinato de Gandhi. (Si Rushdie cree que la novela está a punto de morir, debería pasarse por el mundo del libro de texto, que ya padece rigor mortis, o por el de los atlas, devorado por Google, o el de la Enciclopedia, apuñalado por Wiki, o por el de la poesía, que hace tiempo pasó a mejor vida en millones de blogs.)
No obstante, en la última fila del recinto se habrá podido oír a alguien susurrar:
?Donde esté un ejemplar impreso en papel como Dios manda, esta vulgaridad no tendrá cabida.

Ver Post >
La última lección de don Julio

Hace veinte años yo era uno de los privilegiados alumnos de don Julio Valdeón Baruque , primero en las multitudinarias clases de Historia Medieval, repletas de un público rendido a su didáctica, a su más que brillante ironía para entrelazar la realidad presente con la interpretación de las españas medievales, y después en sus clases minoritarias de fin de especialidad, donde Julio nos mostraba el espíritu del último materialismo histórico, la poderosa impronta de la Escuela de los Annales y las diversas ramificaciones de la ciencia historiográfica liderada entonces por Georges Duby.
Algunas de sus clases permanecen en mi memoria prácticamente intactas; nunca formaron parte de mis recuerdos académicos sino vitales. Tampoco lo fueron mis contactos posteriores, en los que siempre tuvo para mí un sincero gesto de cariño.
Por ese motivo, supongo, desde entonces me he sentido en deuda con Julio Valdeón. Ha sido en ocasiones un sentimiento incómodo, claro, pues implica lógicamente que no ha habido ajuste en las cuentas por mi parte, que el desequilibrio en la balanza acaso pudiera dejarme en mal lugar. Si es así, su muerte implicaría que jamás podré devolverle lo debido.
Pero me he dado cuenta, afortunadamente, de que don Julio no se merece esta amargura egoísta y pueril que confieso ahora. Ni su generosidad, ni su bondad, ni su amplia humanidad han sido nunca
causantes de sentimientos de deuda para nadie.
Sin duda, la muerte de uno de mis más queridos maestros acaba de enseñarme que llevo veinte años confundiendo un erróneo sentimiento de deuda con el más profundo y sincero de mis agradecimientos.

Ver Post >
Defensa de capo

(El Norte de Castilla, 23 de mayo de 2009)

Al Capone acabó entre rejas por evadir impuestos. En Chicago se conformaron con eso para librarse de su particular estilo empresarial. Desde entonces los abogados se ponen en guardia cuando sus clientes soportan una investigación de Hacienda. Si Capone, un tipo listo que supo limpiarse las manchas de sangre, fue incapaz de ocultar el cadáver contable, no hay que desdeñar esa porción de la defensa para contener los asaltos judiciales. A Gómez de Liaño, letrado de José Manuel Méndez, le ha reconfortado señalar que su defendido no ha sido acusado de delito fiscal tras la investigación de sus ingresos. Y no porque no haya sido descubierta una insolente tendencia a la mendacidad, sino porque el límite monetario del delito es superior al de la injustificación evidente de dinero y patrimonio.
Méndez no es Al Capone. Nadie busca manchas de sangre en su ropa ni alambiques en su garaje. Pero su defensa esgrime alivios que sólo un gángster sin escrúpulos escucharía complacido. Siempre decepciona ver a un cargo público esconderse tras los recovecos legales. Su serpenteo para librarse de una acusación por fraude fiscal extiende, entre vecinos y votantes de Arroyo, la sensación de que han sido defraudados a niveles que dejan el pecuniario por los suelos.

Ver Post >
Sobre el autor Sansón
Rafael Vega, también conocido como 'Sansón' por eso de las viñetas.

Últimos Comentarios

EsperanzaOrtega 27-04-2017 | 16:56 en:
Sansón
ateo666666_1393628131969 28-08-2016 | 17:40 en:
Sansón
Cari 27-09-2014 | 10:34 en:
Sansón
Cari 03-09-2014 | 10:41 en:
Sansón
Cari 31-08-2014 | 20:32 en:
Sansón